Josep Sánchez Llibre en el Fórum Europa. Tribuna Catalunya

Foment alerta de la “emergencia nacional” y pide a Sánchez liderar un pacto para “repartir” los costes de la crisis

Bajo el mecenazgo de 

BARCELONA, 30 de junio. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, alertó este jueves en el 'Fórum Europa. Tribuna Catalunya' de que España vive una situación de “emergencia nacional” por el contexto económico, que requiere del “liderazgo” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para alcanzar un “pacto de solidaridad” y “responsabilidad” que sirva para “repartir equitativamente los costes de la crisis”.

Así se expresó el presidente de la patronal catalana durante un encuentro informativo organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, donde señaló que en ese pacto deben estar incluidos empresarios, trabajadores, funcionarios y pensionistas que, además, debe hacerse “extensivo” a los partidos políticos.
 
“La inflación está totalmente desbocada. No solo la general, sino la subyacente”, declaró Sánchez Llibre, quien expresó su preocupación especialmente por esta última, ya que no incluye precios de la energía ni de los alimentos no elaborados y se situó en junio en el 5,5%.
 
Por ello, el presidente de Foment incidió en que se necesita un “liderazgo fuerte, profundo y valiente” para un pacto de solidaridad que el Gobierno “ha llamado pacto de rentas”. A su juicio, esto es necesario para “asegurar el futuro de nuestras empresas”, para “consolidar” los puestos de trabajo actuales y seguir creando empleo.
 
Sánchez Llibre también indicó que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, está “totalmente de acuerdo” con este planteamiento y alertó de que la situación es “difícil” y “alarmante”.
 
TRABAJANDO A PÉRDIDAS
En su alocución, el presidente de la patronal catalana manifestó que en la mayoría de sectores las empresas y los autónomos “están trabajando a pérdidas”, dado que no pueden “trasladar” a los precios finales los costes de la energía y de las materias primas.
 
En este sentido, defendió que las medidas que hasta ahora ha aprobado el Gobierno central para afrontar la elevada inflación son “totalmente insuficientes”, aunque sí van en la buena dirección “y no son criticables”, porque contribuyen a proteger a las personas más vulnerables o fomentan el uso del transporte público.
 
Eso sí, denunció que en los dos reales decretos con medidas para hacer frente a los efectos de la inflación y de la guerra de Ucrania “las grandes olvidadas son las empresas”, mientras que países como Italia, Francia o Portugal han implementado medidas en las que “las empresas son las auténticas protagonistas”.
 
PAPEL DE LAS EMPRESAS
No obstante, el presidente de Foment reconoció el importante papel que en su opinión tienen también las empresas en esta situación. Así, sostuvo que “es responsabilidad de los empresarios reforzar la convivencia social” y la “cohesión social” social ante “partidos populistas y extremistas”.
 
Por todo ello, insistió en que “ha llegado el momento de que el Gobierno de España lidere esta situación”, aunque “sabemos que no es un liderazgo fácil”, porque los empresarios “no pueden hacer más de lo que hacen”.
 
A su juicio, el “liderazgo” corresponde “al que tiene los mecanismos coercitivos desde el punto de vista fiscal, monetario y presupuestario” para corregir esta situación.

Evento relacionado: